Bicicletas de hierro y piñón fijo, así fue la primera carrera ciclista


Tenía las ruedas de hierro y era de piñón fijo. Aunque ese tipo de bicicletas se han vuelto a poner de moda dentro de la denominada tendencia fixie, no hablamos de la actualidad, es el tipo de bicicleta con la que el expatriado británico, James Moore, ganó la primera prueba ciclista competitiva. Fue el 31 de mayo de 1868 en un pequeño circuito de 1.200 metros a las afueras de París, en el parque de Saint-Cloud, a las afueras de París. Participaron 7 ciclistas. 



Más de un año después se disputó la primera carrera en ruta entre París y Rouen, una prueba de 123 kilómetros que tuvo lugar el 7 de noviembre de 1869. En ella ya participó un centenar de ciclistas, de los que solo 33 finalizaron. Fue otra vez James Moore quien ganó la prueba con un tiempo de 10 horas y 45 minutos. La intención de los organizadores fue demostrar que la bicicleta valía como medio de transporte, pero fue entonces cuando comenzó la tradición de carreras ciclistas, aunque para las grandes pruebas por etapas faltarían aún algunos años.

El primer Tour de Francia se celebró el 1 de Julio de 1903, 35 años después de aquella primera prueba de ciclismo registrada. La primera edición del Giro de Italia llegaría en 1909 y de la Vuelta a España en 1935, aunque tuvo un antecedente, el G. P. República promovido por los fabricantes de bicicletas de Éibar que idearon el recorrido Éibar-Madrid-Éibar recibiendo el nombre de Gran Premio de la República.

Comentarios

Lo imprescindible

200 frases deportivas: inspiración con FRASES MOTIVADORAS

101 Ronda 2022: 24 horas de homenaje legionario al deporte

Clasificación Media Maratón Marbella 2022 Run-On

Clasificación carrera nocturna Sevilla 2022 Guadalquivir KH7

Rodillo de abdominales ¿es efectivo o es un chisme más?

Deportistas españoles: los mejores de todos los tiempos

Clasificación 101 Ronda 2022 La Legión: los top 10 de todas las pruebas

Clasificaciones Ultra Trail Bandoleros y Bandolerita 2022

El portero de fútbol que recibió una lluvia de ¡consoladores de plástico!

La importancia del ritmo cardíaco en tus sesiones de spinning