Río 2016: El espectacular final sin respirar de Mireia para ganar el bronce | Vídeo


Vio la medalla lejos, pero lo intentó hasta el final, incluso dejó de respirar en el último largo para ir más rápido. Mireia Belmonte ha conseguido la primera medalla para España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La nadadora catalana fue bronce en los 400 metros estilos, la primera de las seis pruebas de su programa olímpico, donde la húngara Katinta Hosszu logró el oro con récord del mundo (4:26:36). Belmonte estaba en posición de medallas durante la mariposa, pero tras la espalda bajó al quinto puesto, mientras Hosszu ya había roto la carrera. Le tocaba remontar, en la posta a braza alcanzó la cuarta posición, Hosszu y la estadounidense Dirado parecían inalcanzables, tendría que ganarle en el crol a una de sus rivales de siempre, Hannah Miley y fue en un espectacular último largo donde la superó ganándole la presea por 15 centésimas. 




"Decidí nadar los últimos siete metros sin respirar y que fuera lo que fuera. Al final, le metí mano a la inglesa", señaló Mireia una vez terminada la prueba, reconociendo además que en el largo anterior lo había visto difícil: "El primer cincuenta lo he visto bastante lejos pero nunca he dejado de luchar. He dado lo que podía y al final la gran noticia, la primera medalla. Espero haber abierto la puerta de las demás medallas y que la delegación española se lleve muchas más que en Barcelona".

Foto: COE


Comentarios

Lo imprescindible

200 frases deportivas: inspiración con frases motivadoras

Descensos épicos del ciclismo de ruta: Indurain, Rominger, Sagan, Nibali...

Tour de Francia Clasificación general Tour 2020

Deportistas españoles: los mejores de todos los tiempos

¿Pueden los ciclistas ir de dos en dos? Según el Reglamento de Circulación ¡Sí!

¿Qué fue de la gimnasia rítmica española?

José María García: trayectoria como periodista y principales polémicas

Rodillo de abdominales ¿es efectivo o es un chisme más?

101 Ronda 2021: se suspende definitivamente

Andalucía en kayak: 5 rutas que te enamorarán