¿Cómo ayuda la ortopedia al deportista?

ortopedia deportiva

¿Eres de los que se pone la primera rodillera que tiene a mano? Mucho cuidado con eso. La ortopedia es una especialidad médica. Incluso en el caso de la cirugía ortopédica estamos ante una rama de la cirugía que aborda problemas del aparato locomotor, de partes musculares, óseas, articulares y sus lesiones. Teniendo en cuenta las lesiones del deportista, estamos ante una especialidad clave, una aliada fundamental para aquel atleta que cae en una lesión o tiene problemas puntuales o crónicos relacionadas con el aparato locomotor, algo muy común. Pero es una ayuda cuando se recurre a profesionales, no caigas en el error de actuar por tu cuenta.

Puede que relaciones la cirugía ortopédica con lesiones graves que necesitan pasar por quirófano. Sin embargo, antes o después de la cirugía, hay otras opciones que aborda la ortopedia más relacionadas con la farmacia ortopedia que nos gustaría analizar en este artículo.

¿Cómo ayuda la ortopedia deportiva?

La ortopedia ayuda al deportista siguiendo cuatro caminos fundamentales:

  • Prevención. Aunque suene a tópico, prevenir es mejor que curar. Aunque el deportista puede hacer un buen trabajo de prevención en su actividad diaria de entrenamiento, desde la ortopedia se puede ayudar para corregir o facilitar la ejecución de movimientos, procurando seguridad y ahorro de energía.
  • Aliviar el dolor y eliminar tensiones. Es fundamental combinar el uso de la ortopedia deportiva con una correcta rehabilitación, pero con el material adecuado es posible aumentar la sensación de bienestar de zonas afectadas cuando se realiza actividad física.
  • Es posible disminuir el dolor o la tensión mediante sistemas de compresión y calor terapéutico o si se prefiere un mayor control del movimiento, equipamiento de soporte y sujeción.
  • Dar soporte y protección. Cuando las articulaciones han sufrido lesiones o se resienten, la ortopedia aporta material para dar protección, garantizar el rendimiento y la recuperación. Todo esto hará al deportista avanzar en la prevención y curación de lesiones, tener una mejora en su actividad y una mayor sensación de bienestar.

Evitar automedicación, también en la ortopedia

Muchas veces, el deportista se coloca la primera rodillera o tobillera que ve o algún material que alguien le presta, pero esto no es adecuado. Cada deporte tiene condiciones y riesgos concretos, lesiones más frecuentes y cada deportista, dependiendo de sus articulaciones, musculatura, superficie de trabajo y labor concreta, estará expuesto a determinadas circunstancias. Asimismo, es necesario conocer cada problemática, su naturaleza y progresión. En función de todos estos factores, se podrán adaptar soluciones y determinar el producto de ortopedia deportiva mejor en cada caso. Es decir, es el especialista quien debe decidir. 

No hay que olvidar que tras una lesión, una correcta rehabilitación con o sin material ortopédico, evitará o minimizará las secuelas y ayudará a recuperar la funcionalidad de la parte afectada. Es algo muy importante, ya que un paso atrás puede suponer ampliar los plazos.

Pasos a dar para aprovechar el trabajo de la ortopedia deportiva

La ortopedia deportiva trabaja siempre en coordinación con el médico especialista, principalmente el traumatólogo y el fisioterapeuta. Por lo tanto, si crees que necesitas una ortesis (elemento externo para inmovilizar, sostener o corregir el movimiento de una articulación como rodilleras, muñequeras, tobilleras...) habla con tu médico o fisioterapeuta, ya que son quienes conocen tu musculatura y esqueleto. En general, las ortesis facilitan la ejecución de un movimiento procurando seguridad y ahorro de energía. Junto con el ortopedista podrán darte una recomendación directa si buscas eliminar tensión, aliviar dolor, sujeción o mejorar el rendimiento. Además, hay distintos materiales y diseños, ya que los productos ortopédicos han evolucionado mucho en los últimos años.


Un caso habitual: las lesiones de rodilla

Podríamos hablar de muchas lesiones para las cuales la ortesis puede realizar una labor importante. Queremos centrarnos en la habitual lesión de meniscos de la rodilla. Hablamos de estructuras que se pueden lesionar con frecuencia. En un primer momento, se puede realizar un tratamiento conservador que conlleve el uso de una rodillera que asegure comodidad, además de reposo, frío y fisioterapia. Si este tratamiento falla, se pasa a la cirugía, mayor en función de la gravedad de la lesión.

Si el problema es una artrosis que ocasiona la degeneración del cartílago de la rodilla, el dolor puede aliviarse con una rodillera para gonartrosis antes de llegar a la cirugía.

Cuando una rodilla pasa por cirugía, la recuperación total puede oscilar entre los 6 y los 12 meses. Tras la cirugía puede ser necesaria la utilización de rodilleras. Normalmente, suele ser una ortesis inmovilizadora de rodilla, siempre bajo una supervisión médica.

Por lo tanto, si tienes un problema muscular, de articulaciones o de algún hueso concreto, consulta con el médico para que este te acerque hasta la solución de ortopedia deportiva más adecuada.

Comentarios

Lo imprescindible

200 frases deportivas: inspiración con FRASES MOTIVADORAS

Clasificaciones Maratón Madrid 2021, media maratón y 10K: Ganan Gemeda y Lemeneh

Clasificaciones carrera nocturna Sevilla 2021: ganan R. Álvarez y C. Gutiérrez

CLASIFICACIONES Carrera Nocturna de Valencia 2021: ganan Moi y Chepkemoi

Deportistas españoles: los mejores de todos los tiempos

Rodillo de abdominales ¿es efectivo o es un chisme más?

¿Pueden los ciclistas ir de dos en dos? Según el Reglamento de Circulación ¡Sí!

101 Ronda 2021: se suspende definitivamente

Maratón y media maratón de Bilbao 2021: inscripciones e información

La importancia del ritmo cardíaco en tus sesiones de spinning