¿Qué fue de la gimnasia rítmica española?

gimnasia ritmica

La gimnasia rítmica en España es más que un deporte. Es una disciplina que se fusiona con el arte mediante armonía y belleza. Ataviadas con un espectacular maillot y sobre punteras de gimnasia rítmica para niñas, sus practicantes se mueven sobre el tapiz dando muestra del dominio de la cuerda, la cinta. el aro, las mazas y la pelota. La gimnasia rítmica es el sueño de muchas niñas, un deporte básico en el que España cuenta con potencial y una trayectoria repleta de brillo. De hecho, la selección española de gimnasia rítmica es una de las más laureadas, tanto que tiene en su bagaje 133 medallas internacionales. Sin embargo, ¿encuentra suficiente reconocimiento?

Probablemente no, aunque el trabajo de sus deportistas, equipo técnico, clubes y federaciones sigue adelante, ahora con la ilusión en Tokio, aunque con el pasaporte complicado en la modalidad de equipos. La única plaza disponible se decidirá en el Europeo, previsto en Ucrania del 21 al 24 de mayo. En materia individual, Polina Berezina, Noa Ros, María Añó o Alba Bautista están entre las mejores de nuestras gimnastas.

Gimnasia rítmica española: origen e hitos

El origen de la gimnasia rítmica española en lo que a alta competición se refiere llegó en la Escuela Superior de Educación Física Femenina Julio Ruiz de Alda (La Almudena) en Madrid. Tres de sus profesoras, Rosa Ascaso, Isabel Benavente y Rosa Jiménez, participaron en el Campeonato del Mundo de Budapest en 1963. Así comenzó todo. En 1975, María Jesús Alegre obtuvo el bronce en el Campeonato del Mundo de Madrid, es la primera medalla española en una competición internacional y, hasta la fecha, la única medalla de una gimnasta española en un concurso general individual de un mundial.

En 1991, el equipo español logró la primera medalla de oro en un Campeonato Mundial. Fue en el concurso general de conjuntos, en la cita de Atenas, con las conocidas como primeras chicas de oro: Débora Alonso, Lorea Elso, Isabel Gómez, Bito Fuster, Gemma Royo y Montse Martín. Un año después, Carolina Pascual ganó la medalla de bronce en los Juegos de Barcelona en la competición individual, primera medalla olímpica de la gimnasia rítmica española. El brillo individual volvió a surgir un año después, en 1993 y en el Campeonato del Mundo de Alicante, cuando Carmen Acedo consiguió, en mazas, la hasta ahora única medalla de oro individual.

Quedarían dos logros históricos en materia de conjuntos en los Juegos Olímpicos. En Atlanta 1996, Marta Baldó, Estela Giménez, Nuria Cabanillas, Lorena Guréndez, Estíbaliz Martínez y Tania Lamarca (las niñas de oro) consiguieron la medalla de oro, mientras que en Río 2016, Sandra Aguilar, Elena López, Artemi Gavezou, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda, conocidas como "el equipaso", ganaron la medalla de plata, después de haber sido campeonas del mundo dos años antes.

En cuanto a nombres individuales, Nuria Cabanillas tiene tres medallas de oro en mundiales, mientras que Estela Giménez y Marta Baldó tienen ocho medallas de esta competición sumando los tres colores. Por su parte, Almudena Cid, consiguió el logro de participar en cuatro finales de juegos olímpicos.

Por todo esto, España ha sido un país puntero en gimnasia rítmica, entre el dominio de la Unión Soviética y Rusia, Bielorrusia, Bulgaria, Italia e Israel.

La gimnasia rítmica, hoy

La gimnasia rítmica es la cuarta disciplina deportiva más practicada entre niñas y adolescentes en España tras la natación, el baloncesto y el fútbol. A nivel de competición, no podemos olvidar que la gimnasia rítmica española ganó la plata en los últimos Juegos Olímpicos en conjuntos, por lo que ese recuerdo está aún vigente y sirve de motivación. No obstante, la situación sanitaria respecto a la Covid-19 con el cierre de instalaciones ha afectado mucho a este deporte, aunque no se ha frenado.

En el Campeonato de España, celebrado en diciembre de 2020, Polina Berezina del Club Torrevieja se proclamó campeona en sénior honor, máxima categoría de la competición, tras liderar la clasificación con 89.300 puntos. Alba Bautista (Club Mabel Benicarló) se proclamó subcampeona con 85.200 puntos, mientras que el bronce fue para María Añó del Club Ritmo, con 83.150 puntos.

Recientemente, en la Vinkova Cup, una competición online, unas 500 gimnastas han mostrado su potencial llegando a más de 20.000 espectadores en su momento más álgido. Presentado por Almudena Cid, ha sido el mayor campeonato online de gimnasia rítmica realizado en España.

Para dar brillo a este deporte en las redes sociales, la Federación de la Comunidad Valenciana ha impulsado recientemente una iniciativa con el hashtag #LaGimnasiaSigueBrillando

Comentarios

Lo imprescindible

200 frases deportivas: inspiración con frases motivadoras

Vuelta a Andalucía 2021: ETAPAS Y EQUIPOS del 18 al 22 de mayo

José María García: trayectoria como periodista y principales polémicas

Deportistas españoles: los mejores de todos los tiempos

101 Ronda 2021: se suspende definitivamente

Nadathlon: ventajas, inconvenientes y opiniones

El portero de fútbol que recibió una lluvia de ¡consoladores de plástico!

¿Pueden los ciclistas ir de dos en dos? Según el Reglamento de Circulación ¡Sí!

Ultra Trail Bandoleros y Bandolerita 2021: CANCELADA

Siete deportistas con operaciones estéticas