Las zapatillas más icónicas en la historia del baloncesto

Nike Air Jordan I


El deporte va mucho más allá de quién gana o quién pierde. En competiciones como la NBA, se trata de un escaparate comercial capaz de disparar económicamente aquello que los jugadores muestran, especialmente aquellos que destacan más. Teniendo la equipación limitada a la ropa de los clubes, las zapatillas se convierten en ese elemento que diferencia a los jugadores, de ahí que cada temporada se firmen contratos millonarios entre las estrellas de la NBA y las principales marcas de zapatillas deportivas. Como podemos ver entre las zapatillas outlet de 24Segons, hay zapatillas icónicas que han condicionado la forma de vestir de millones de personas en todo el mundo. Michael Jordan fue uno de los primeros en hacer universales las Air Jordan de Nike, probablemente la zapatilla más icónica de toda la historia, pero otros jugadores también han puesto de moda zapatillas de distintas marcas, algunos incluso lo hicieron antes que él.

En este post vamos a ver una selección de las zapatillas más icónicas de la historia de la NBA

zapatillas baloncesto

Adidas Jabbar

Nos vamos a los orígenes de las zapatillas de baloncesto apadrinadas por un jugador y con nombre de pivot, el de Kareem Abdul-Jabbar. Las Adidas Jabbar se lanzaron en 1971, eran simples, con el más clásico espíritu Adidas y hoy son una pieza muy codiciada por los coleccionistas.

Converse Weapon

Converse se hizo fuerte en el baloncesto norteamericano tras cerrar acuerdos con estrellas del momento como Magic Johnson, Isiah Thomas o Larry Bird. Sacó un modelo, Converse Weapon, que era idéntico para todos, pero se identificaba con cada jugador por los colores de equipo. Las que jugaban con el amarillo y el morado de los Lakers en pies de Magic eran preciosas.

Nike Air Jordan I

Llegaron otras versiones posteriores, pero la primera versión de las Air Jordan fue lo que lo cambió todo. Jordan fue un jugador que salió de una sociedad humilde para ser el más importante de todos los tiempos. Incluso firmó con Nike cuando la marca no era la más conocida. Sin embargo, las zapatillas se alinearon con un espíritu de rebeldía que cambió todo lo establecido, esas zapatillas se hicieron universales, aunque eso sí, sin tecnología alguna comparadas con las zapatillas de hoy en día.


Adidas Patrick Ewing

Patric Ewing fue otro de los jugadores destacados de los 80 y de los que formaron parte del primer Dream Team. Este jugador apostó a caballo ganador con Adidas, que en aquella época estaba de moda entre los adolescentes con zapatillas de diferentes colores. Las Adidas Ewing eran sencillas y hoy en día se recuerdan con cariño.

L. A. Gear Catapult

"The Mailman" o Karl Malone hizo una apuesta por esta marca menos conocida en Europa. No solo las llevaba en los partidos, sino que visitó muchísimos centros comerciales repartiendo y firmando zapatillas, lo que hizo que ganaran popularidad.

Spalding Dream Shake

Llegamos al año 1995 y jugaba en los Houston Rockets un tal Hakeem Olajuwon. Entonces se alió con la marca de balones Spalding para sacar estas zapatillas que tenían como condición puesta por el jugador que no costasen más de 35 dólares por par. Spalding lo consiguió frente a los 120 dólares que valían las Nike o Reebok.

Reebok Shaq Attaq I

Cuando en el 92, Saquille O'Neal fue el rookie del año, Reebok se fijó en él y quiso ponerse a la altura de Nike con la línea Shaq Attack. El éxito del jugador y apostar por un modelo distinto de zapatillas con toda una línea de ropa a juego, disparó las ventas de Reebok.

Fila 95

Fila también deseaba posicionarse en el mercado estadounidense y apostó por Grant Hill, un alero que pasó por los Pistons, los Magic y los Suns. La marca plasmó su estilo en uans zapatillas de líneas limpias y aspecto ligero que demostraron que eran posibles otro tipo de diseños.

Adidas The Kobe

Dicen que son las mejores zapatillas hechas por Adidas recuperando los estándares clásicos de calidad de la marca añadiendo una mayor sujeción al pie y metiendo al diseño a Audi, algo sin precedentes. Aparentemente era un modelo arriesgado por ser su estética vanguardista y eso enamoró a muchos. Sin duda, que las llevara Kobe Bryant fue un gran punto a su favor.

Nike Air Zoom LeBron I

Ya en el nuevo milenio, LeBron James ha sido uno de los reyes de las canchas. Nike firmó con él por 90 millones de dólares cuando solo era un adolescente. Nadie se arrepintió de aquel contrato, que tenía como eje una de las zapatillas más cómodas que nunca se había fabricado con una estética sin estridencias, pero con su puntito moderno.

Nike Air Zoom LeBron I


¿Qué zapatillas de baloncesto recuerdas con especial cariño? ¿Cuáles te gustaría tener?

Comentarios