Lilí Álvarez, la primera olímpica española, ¿o no?

lili álvarez, primera olímpica española


Si su figura queda en el olvido, se está dejando atrás una de las mujeres más activas de toda la historia del siglo XX. La primera mujer española en participar en unos Juegos Olímpicos fue la patinadora y tenista, Lilí Álvarez, nacida circunstancialmente en Roma en 1905. No obstante, no está claro si hay que atribuirle este mérito en solitario o si se produce en paralelo a la participación de otra tenista española, Rosa Torras. Distintas fuentes ofrecen información contradictoria al respecto. Unos sostienen que participó en patinaje sobre hielo en los Juegos Olímpicos de invierno en Chamonix 1924, mientras que otros indican que una lesión se lo impidió justo antes. Lo que sí es un hecho contrastado es que sí estuvo en tenis en los Juegos Olímpicos de verano del mismo año en París, pero allí ya no fue la única representante española, su pareja de dobles femenino fue la también española Rosa Torrá, en la primera vez que la delegación española participaba con mujeres en la cita olímpica. 

Justo antes o después de Chamonix 1924 sí hay coincidencias en que Lilí Álvarez sufrió una lesión que le hizo enfocar su trayectoria deportiva hacia el tenis descartando el patinaje. Cuando se retiró del tenis, había ganado 40 torneos, ganando Roland Garros en dobles y siendo tres veces finalista individual en Wimbledon. Durante cinco años estuvo entre las diez mejores jugadoras del mundo.

Pero Lilí Álvarez fue además la primera deportista en vestir falda pantalón, trabajó como periodista para importantes medios internacionales, destacando el Daily Mail, y publicó más de una docena de obras literarias. En deporte también hizo equitación o automovilismo y se movió entre la aristocracia de la época.

Lilí Álvarez, deportista olímpica 

Chamonix, en Francia, acogió en 1924 los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la historia. En principio se denominaron como Semana Internacional del Deporte, pero posteriormente se reconocerían como Juegos Olímpicos. Allí comienzan las dudas sobre la primera participación femenina española. Medios como El Correo sostienen que hasta allí viajó y participó Elia María González-Álvarez y López-Chicheri, es decir, Lilí Álvarez. Sí, porque donde primero destacó fue en patinaje sobre hielo. De hecho, con solo 12 años ganó el prestigioso campeonato de Saint-Moritz, llegando a obtener más tarde la Medalla de Oro Internacional. "Una lesión después de acudir a los Juegos y hacer historia, le empujó a buscar nuevos retos, abriéndose a competir en otras disciplinas", indica esta información. Sin embargo, según Docudeporte, "una lesión justo antes de los Juegos Olímpicos imposibilitó su participación en Chamonix", información que coincide con la de otros medios como Marca y que incluso sostiene los datos que sitúan en Garmisch-Partenkirchen 1936 la primera participación española en unos Juegos Olímpicos de Invierno. 

Desde este medios hemos realizado una pregunta al Comité Olímpico Español estando a la espera de obtener una respuesta.

Juegos Olímpicos de París 1924

Sea como sea, en París 1924, Lilí Álvarez tuvo triple participación en tenis. Llegó a cuartos de final en individual femenino y en dobles mixtos (junto a Eduardo Flaquer) y participó junto a Rosa Torras en el torneo de dobles femeninos. Por lo tanto, ambas tuvieron el honor en París de ser las primeras mujeres españolas en participar en unos Juegos Olímpicos con datos 100% fiables. De hecho, la delegación olímpica española también contaba con otras dos mujeres, Isabel Fondorona y María Luisa Marnet, aunque no llegaron a competir.

Curiosamente, en 1924, Álvarez también ganó el Campeonato de Cataluña de Automovilismo.


Finales de Wimbledon

Lilí Álvarez fue adorada en Europa. Entre 1926 y 1928 consiguió tres finales consecutivas en Wimbledon. La primera la perdió ante la británica Kitty McKane y las dos siguientes ante la estadounidense Hellen Wills. En 1929, Álvarez hizo pareja con la jugadora holandesa Kornelia Bouman para ganar el título en dobles femeninos en Roland Garros. Dos años antes, había perdido la final de dobles mixto formando dúo con Bill Tilden.


Lilí Álvarez ganó 40 torneos individuales, 19 en dobles y 21 en mixtos; venció a las mejores jugadoras de su época como Suzanne Lenglen, Molla Mallory o Cilly Aussem. El diario Daily Mail londinense la consideró una de las diez mejores jugadoras de tenis desde 1926 hasta 1931, siendo durante el binomio 1927-1928 la segunda mejor jugadora del mundo después de Helen Wills. El juego de Álvarez fue inusualmente atrevido.

Falta de reconocimiento en España

Lilí Álvarez, aclamada en las pistas europeas, no contó con demasiado reconocimiento en España como ella misma afirmó en 1979 en una entreviasta en El País:
«Llegar a tu país y ver que no cuentas para nada en todo el movimiento deportivo, después de saber tu trayectoria, duele mucho, esa es la verdad. No sé; yo creo que debería ser algo así como la anciana del deporte femenino, pienso que posiblemente pudiera haber ayudado bastante a las generaciones de deportistas más jóvenes y... no soy nadie. Nunca me han dicho ni ahí te pudras, y por eso no me asomo al tenis, pero tampoco me escondo».

Falleció en 1998, justo antes de recibir la Medalla de Oro al Mérito Deportivo que sus familiares dispusieron a título póstumo. Desde 2017 el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades de España en colaboración con el Consejo Superior de Deportes convoca el Premio Lilí Álvarez de periodismo deportivo para destacar los trabajos periodísticos que mejor hayan contribuido a la difusión y defensa de la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito deportivo.

Comentarios