El squash: los beneficios de un deporte de alto voltaje


El squash. Es un juego de interior, de raqueta, en el que hay que golpear la pelota de goma contra la pared para ponérselo difícil al adversario, donde velocidad y reflejos son muy importantes en una actividad en la que se queman muchas calorías, motivadora, apasionante y apta para distintas edades y todos los públicos. Ir a la pista de juego en squash supone socializar con otros deportistas y practicar una actividad que activará tanto tu cuerpo como tu mente.

El squash es un deporte popular en España y en Andalucía está por descubrir. Dispone de 240 eventos a nivel internacional durante el año avalados por la PSA, la Asociación de Squash Profesional. Recientemente, la selección española se ha proclamado subcampeona de Europa masculina y Borja Golán ha sido subcampeón de Europa individual, pero él ya sabe lo que es ser bicampeón de Europa, lo que lo encumbra entre la élite de los deportistas españoles. A nivel nacional, los últimos campeonatos de España por equipos han sido dominados por Squash Santiago en hombres y Club Tenis Tenerife en mujeres. En Andalucía, el calendario de la Federación Andaluza de Squash incluye citas durante todo el año excepto en agosto. 

El squash al detalle

Origen

El squash surgió en Inglaterra. Precisamente, su nombre proviene de la palabra inglesa “squashy” que significa suave o estrujable. En 1920 tuvo lugar el primer campeonato mundial y desde entonces no ha dejado de expandirse. 

Raqueta squash 

El squash tiene raquetas muy específicas y hay diversas marcas que las fabrican como Dunlop, Head, Wilson o Karakal, entre otras. Las raquetas pueden tener forma ovalada, de lágrima o semilágrima o ser de cabeza cerrada, estando marcadas por un cuello más largo que el de las raquetas de tenis. Tienen orificios o cauchos, la cabeza de orificios tiene un encordado que tensado forma una red con la que se golpea la pelota. 

Su peso puede oscilar entre los 90 y 150 gramos aproximadamente y tener 12 o 14 cuerdas verticales. En función de las características de cada jugador, se elige una u otra raqueta, estando bastante repartida la gama entre los dominadores de los opens internacionales, aunque a nivel top parece Dunlop la marca más asentada en la élite. 

Detalles del juego 

El squash se disputa entre dos contrincantes en una cancha de 9,75 metros de largo por 6,40 de ancho. La bola debe rebotar tras ser golpeada en la pared frontal, aunque puede rebotar en las otras paredes. Quien no consiga devolver la bola, pierde el punto. Un partido consta de tres o cinco sets, compuesto cada uno por once puntos.


Pelotas 

La pelota de squash tienen un diámetro de entre 39,5 milímetros y 40,5 milímetros. Su peso es de entre 23 y 25 gramos. Están formadas por dos semiesferas de goma pegadas entre sí siendo huecas, pulidas y acabadas en mate. ​Hay diferentes tipos de pelota en función de las condiciones y de los estándares del juego. Para los jugadores más experimentados hay pelotas más lentas y de menos bote. Las pelotas tienen unos pequeños puntos coloreados que indican su bote, el doble punto amarillo es extra lento, el punto amarillo simple, lento; un punto rojo indica velocidad media y bote alto y el punto simple azul, velocidad rápida y bote muy alto, siendo esta la que se recomienda para principiantes y Juniors. 

Estrellas del squash

Como ocurre en tenis, existe un circuito mundial de squash, el World Tour impulsado por la PSA. En función de la importancia de cada evento y el resultado conseguido, los jugadores van sumando puntos para el PSA World Ranking. Asimismo, también está el World Open, considerada la cita más exigente de toda la temporada. Uno de los jugadores que más ha destacado en la élite internacional del squash es Jansher Khan, el pakistaní retirado en 2001 fue nº 1 del mundo considerado uno de los mejores jugadores de squash de todos los tiempos, contando con el récord de victorias en el World Open, ocho, además de seis en el British Open. Viene de familia de jugadores de squash donde Jahangir Khan también tiene en su haber seis títulos del Open Mundial.

Beneficios del squash 

Pero más allá de su enfoque puramente competitivo, el squash es un deporte con múltiples beneficios, vamos a mencionar algunos de ellos: 
  • Reduce y/o elimina el estrés. 
  • Mejora coordinación y reflejos. 
  • Tonifica los músculos. 
  • Ayuda a fortalecer el corazón. 
  • Acelera la agilidad mental. 
  • Ayuda a perder peso. 
  • Ayuda a descansar mejor. 
  • Impulsa el pensamiento positivo. 
  • Estimula el desarrollo físico-motriz. 
  • Impulsa la superación personal. 
  • Mejora la sociabilidad y es divertido. 

Por lo tanto, el squash es muy recomendable sea cual sea tu edad o tu condición física, ya que se adapta a cualquiera que sea tu objetivo, tanto si buscas bajar de peso, socializar o hacerlo con un planteamiento de tonificación o más competitivo. El squash, como un deporte explosivo, es además ideal para compaginar con otras disciplinas aeróbicas como el senderismo o la natación. Por lo tanto, lo tienes tan fácil como hacerte con una raqueta y buscar la pista de squash más cercana para engancharte a este deporte.

Comentarios