Cómo convertirte en runner en 5 pasos - Deporte del Sur

Ads Top

Cómo convertirte en runner en 5 pasos


Si has llegado hasta aquí es porque tal vez entra en tu mente la idea de empezar a correr. Pues bien, te vamos a dar consejos para que sepas cómo convertirte en runner en 5 pasos. Cinco ideas claras que tendrás que tener en cuenta antes de comenzar tus primeros entrenamientos si es que quieres convertirte en un verdadero experto. Coge libreta y bolígrafo, ¡comenzamos!

1. Calentar y estirar antes y después de correr

El tema de los calentamientos y estiramientos es algo que crea un auténtico dilema entre los propios expertos en running. De hecho, la mayoría de ellos no lo defienden. Pero ojo, una cosa es calentar y la otra estirar. El estiramiento sí que no se encuentra recomendado antes de iniciar cualquier acción deportiva. Más que nada porque tus músculos se encuentran fríos y lo único que podrías hacer es llegar a lesionarte. Eso sí, existen una serie de ejercicios de calentamiento que sí que pueden ayudarte. Se trata de mover los músculos pero sin llegar a entrar en un estiramiento que te produzca dolor. En definitiva, moverte para que tu cuerpo entre en materia. Una vez tengas el calentamiento hecho, sí que podrás dedicarte a los estiramientos pre carrera. Te ayudarán a:

- Llenar de energía tu cuerpo.
- Te producirán adrenalina para entrar en la competición al máximo.
- Podrás aumentar tu frecuencia cardíaca y, por tanto, empezar a sentirte todo un corredor.
- Reducirás al máximo las posibilidades de tener una lesión.
- Te ayuda a relajarte. Bueno, realmente no a ti, pero sí que a tus músculos.
- Y, por último, podrás reducir la tensión de tus músculos.

En cuanto al estiramiento después del entrenamiento de la carrera, sí que está totalmente indicado. Si no lo haces puedes llegar a sufrir una lesión al mínimo movimiento.

2. Mediciones y análisis

Tener un buen reloj que te ayude a controlar tus kilómetros y tu pulso es también muy importante. Además, todos ellos disponen de GPS que podría 'salvarte' en alguna que otra situación. En Pasión Runner publicaron una guía muy interesante con los mejores relojes para correr en 2018 que podrías tener en cuenta.

Pero eso no es todo, en la actualidad también existen diversas apps running que van genial si quieres entrar en este mundo. Te recomendamos tres: 

- Strava. Es una de las más populares entre los propios runners. La razón es obvia, te lleva un control de los entrenamientos sin perder el toque divertido. Tendrás contacto directo con tus amigos y, a parte de ofrecerte localización por GPS, también te deja ver lo que hacen tus conocidos para poder retarlos.

- Runtastic. Puede que esta te suene más. Al igual que la anterior, te ofrece localización GPS y tener contacto con tus amigos. Además, puedes también poner objetivos, acceder a tablas de clasificación o establecer desafíos cada mes. Por cierto, podrás compartirlo todo a través de tus redes sociales y puedes usarla sin problemas con Apple Watch. 

- Runkeeper. Cuenta con más de 50 millones de usuarios y te da la oportunidad de motivarte gracias a una serie de recompensas. Además, puedes compartir tus logros con el resto de la comunidad o con tus propios amigos. Funciona con Apple Watch, iTunes, Spotifry, Fitbit y MyFitnessPal.

3. Técnica de carrera. La postura sí importa

Y tanto que importa, importa tanto que podrías evitar más de una lesión llevando la postura correcta. Mira, en primer lugar, la posición de la cabeza es vital. Tienes que llevarla siempre bien alta y procurar mirar al frente. Nada de mirar hacía abajo ya que lo único que conseguirás es un dolor de cervicales. Además, es importante que vayas adelantando la visión unos metros adelante para no tener que estar siempre pendiente del suelo.

En cuanto al tronco, es importante que lo tengas en posición vertical. Intenta no inclinarlo demasiado ni echarlo hacía delante ya que lo único que conseguirás es que aparezca la fatiga. Los brazos deberás llevarlos ligeramente flexionados (un ángulo de 90 grados) y tener los codos lo más pegado al cuerpo posible. Las manos también tienen que estar relajadas y deberán seguir el propio ritmo de nuestro movimiento. Y, por último, intenta que la zancada aterrice con la parte media delantera del pie. Aquí, es importante que también tengas en cuenta las fases de la técnica de carrera para saber cómo tener que actuar correctamente en cada caso.

4. Zapatillas running, menos postureo y más análisis de pisada

Se acabó el comprarte unas deportivas porque te parecen bonitas. Bueno, puedes hacerlo por eso pero también teniendo en cuenta que sean perfectas, técnicamente hablando, para ti. A la hora de comenzar en el mundo del running, te recomendamos que acudas a un podólogo y te realices un análisis de la pisada. Se realiza gracias a un estudio biomecánico que te dirá cómo pisas para saber si eres pronador, supinador o neutro. Algo básico a la hora de comprar deportivas para correr.

Debes saber que existen zapatillas diferenciadas para cada tipo de pisada. Llevar las correctas, te harán evitar cualquier tipo de lesión o, al menos, reducir al máximo las posibilidades. Además, también es importante que sepas bien en qué condiciones vas a gastarlas. Es decir, si es muy a menudo o no y en qué tipo de terreno lo vas a hacer.

5. Rutina de entrenamiento variada

Esto significa, ni más ni menos, que si siempre haces lo mismo jamás avanzarás. Para ello, ve poniéndote tú mismo retos y objetivos. Haz cada día unos metros más o incluye en tus entrenamientos series, fartlek, subida de cuestas u otro tipo de técnicas que te ayuden a mejorar. Si vas a entrar en el mundo del running, tienes que tener claro que cada vez vas a querer más y más.

Ten en cuenta estos consejos para saber cómo convertirte en runner en 5 pasos para asegurarte una buena entrada en el deporte. Y, con buena entrada, nos referimos a hacerlo sin lesiones y con motivación. El running, si lo practicas bien, ¡siempre trae beneficios! 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.