La final del Mundial de baloncesto femenino tuvo 10 puntos menos de audiencia que el debate de Gran Hermano


¿Éste es el país que queremos? Si hablásemos de fútbol masculino, no habría tenido color; en el caso de baloncesto masculino, probablemente tampoco, pero con el baloncesto femenino, pese a que probablemente haya sido el partido de baloncesto femenino más visto de la historia, tratándose de la final de un Mundial ante Estados Unidos, los 1.413.000 espectadores se quedan a diez puntos de share del debate de Gran Hermano, a cerca de 1.300.000 espectadores. El baloncesto se quedó en un 9 por ciento de la audiencia y el debate de Gran Hermano en el 19,4%, aunque hay que especificar que la retransmisión de la final del Mundial fue en un horario más temprano, las 20:30 horas, pero TVE quiso darle protagonismo pasándolo a La 1.

Así discurrieron las audiencias ayer domingo, día en que los programas de más audiencia fueron El Peliculón de Antena 3 con 3.254.000 espectadores, seguidos del Informativo Telecinco de las 21 horas y el Debate de Gran Hermano, ambos con unos 2.800.000 espectadores. El partido de baloncesto femenino ni siquiera fue el programa deportivo más visto del día, ya que también le superó el gran premio de Fórmula 1 de Japón, y eso que Fernando Alonso quedó fuera de carrera a las primeras de cambio.

Eso sí, en algún momento puntual, hasta 6 millones de personas vieron algún fragmento del partido de baloncesto, algo es algo.

Comentarios

Lo imprescindible

200 frases deportivas: inspiración con FRASES MOTIVADORAS

Clasificación carrera nocturna Sevilla 2022 Guadalquivir KH7

101 Ronda 2022: 24 horas de homenaje legionario al deporte

Clasificación Media Maratón Marbella 2022 Run-On

Rodillo de abdominales ¿es efectivo o es un chisme más?

Deportistas españoles: los mejores de todos los tiempos

Clasificaciones Ultra Trail Bandoleros y Bandolerita 2022

El portero de fútbol que recibió una lluvia de ¡consoladores de plástico!

Clasificación 101 Ronda 2022 La Legión: los top 10 de todas las pruebas

La importancia del ritmo cardíaco en tus sesiones de spinning