10 errores que arruinan tu natación en un triatlón


Dependiendo de tus objetivos en un triatlón o de la distancia del mismo, el segmento de natación puede tener más o menos importancia, aunque está claro que para estar delante tus tiempos deben ser similares a los de un nadador que se dedica solo a ese deporte, especialmente en distancias sprint y olímpica, ya que en media y larga distancia hay después más tiempo para recuperar. Para que la natación no arruine tu triatlón hemos elaborado un conjunto de errores a evitar.


1. Descuidar la salida o no salir en primera fila. Si tienes aspiraciones debes intentar meterte en el grupo delantero, no perder los pies de algún buen nadador puede ser fundamental para hacer un buen segmento, si pierdes el grupo al principio, recuperar después se puede convertir en misión imposible.

2. No levantar la cabeza para orientarte. Es cierto que durante el nado hay que dejar la cabeza mirando al fondo para mejorar la alineación del cuerpo, pero en aguas abiertas hay que orientarse para no hacer más metros de más. No vale con seguir al nadador que llevamos delante, ya que éste también se puede equivocar, por lo que mirar al frente cada 10 brazadas debe ser obligatorio, recuperando después la posición de cabeza baja.

3. Entrada de la mano desalineada. Debe entrar recta en el agua, no inclinada, así se alcanza una mayor distancia en la brazada.

4. Angulación de la mano incorrecta. La mano debe moverse con naturalidad siguiendo la línea del antebrazo cuando entra en el agua, se agarra más agua al generar una superficie cóncava.

Sobre estos errores encontramos un buen gráfico en la página de errores del estilo crol de i-natación.com



5. Excesiva inclinación del torso. Aumenta la desalineación del cuerpo y hace de freno del cuerpo en el agua. La única inclinación que debe realizarse es la del rolido. Es decir, cuando entra un brazo, el hombro contrario debe estar ligeramente subido.

6. Dar la brazada demasiado corta sin deslizar. Se debe llevar la mano lo más lejos que se pueda, eso nos hará después coger más agua y tener más tiempo para respirar, al reducir la frecuencia, economizaremos esfuerzo y nuestras pulsaciones bajarán.

7. No mover las piernas o hacerlo doblando las rodillas o con tijera. Muchos triatletas como saben que después será la parte del cuerpo que más trabajará, optan sencillamente por casi no dar patada de crol y esto es un error, no solo por la falta de propulsión, también porque nos bajará la posición de la cadera, desalineándose el cuerpo y frenándonos. Asimismo, otros no mueven las piernas desde la cadera, sino que lo hacen doblando las rodillas o hacen una especie de tijera, también incorrecta. El movimiento de patada de crol parte desde la cadera y mantiene la rodilla lo más recta posible en un movimiento alterno de piernas y continuo.


8. Flexionar los tobillos. Al hacer un ángulo recto el pie hace de freno, hay que llevar estirado el pie al máximo para que la posición sea natural. Es interesante realizar estiramientos de tobillo para ganar flexibilidad y no sufrir calambres.

9. Llevar los pies por encima del agua o demasiado hundidos. Es algo que se debe trabajar con ejercicios de patada con tabla. Si los pies baten fuera del agua quiere decir que no estamos empujando mucha agua, si lo hacemos con las piernas muy hundidas, moveremos agua, pero en la dirección incorrecta y hundiendo en exceso el cuerpo. También hay que evitar una amplitud de patada excesiva sin una gran separación entre las piernas.

10. Llevar la espalda arqueada. Debe ir lo más recta posible, intentando llevar el trasero fuera del agua, así reducirás la tensión y ganarás velocidad.

En triatletas noveles o que no tienen experiencia en natación, suele existir un exceso de tensión en el segmento de natación que a veces les lleva a agobiarse y bloquearse en el agua. En el segmento de natación de un triatlón debe haber cierta tensión en la salida, comenzar a un alto ritmo para no perder las primeras posiciones y llegar bien ubicado a la primera boya, pero una vez que ésta llega, se debe coger el ritmo al que hemos entrenado, dar brazadas largas, respirando de forma correcta, con una patada fluida e intentando dominar el medio y la orientación. Eso sí, recuerda que si hacemos una mala natación no todo está perdido, siempre tendrás dos segmentos más para recuperarte.

Share on Google Plus

About Javi Lara

Síguenos a través de la cuenta de twitter @deportedelsur o directamente al autor en @josejavilara Si quieres enviar tu noticia sobre Deporte Andalucía o contratar nuestros servicios escribe a empresamascomunicacion@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario