¿Cuánto ganas con un buen viraje de natación? Te damos las claves

viraje-natacion-crol

Aproximación, giro, impulso y deslizamiento. Son las partes de un viraje de crol, esa voltereta que se da al final de cada largo y para comenzar el siguiente. Este volteo de crol es la forma más rápida de hacer un viraje de natación y de hacerlo bien, te supondrá bajar tus tiempos entre 1 y 1,5 segundos por cada 100 metros -piscina de 25 metros-, ya que no solo harás más rápido el cambio de sentido del nado, sino que mejorarás el impulso que das desde la pared. Por lo tanto, si tienes pensado competir en natación en piscina, categorías inferiores, absolutos o natación máster, deberías hacerlo sí o sí.

El estilo libre en natación permite hacer el viraje sin que sea necesario tocar la pared con las manos, es aquí donde llega por lo tanto la voltereta que da mucha más continuidad al nado. Imagina si el tiempo que ahorras es de 1 segundo por cada 100 metros, en un 1.500 estaremos hablando de 15 segundos. Además, el correcto volteo es lo que hace que los tiempos sean mejores en piscina de 25 metros que en piscina de 50.

Es verdad que el aprendizaje no es fácil y necesita de un buen entrenamiento y mucha práctica. Además, es algo que de inicio agobia, pero se trata de marcarlo como algo obligatorio durante los entrenamientos, es ahí donde debes empezar a hacer volteos, hay que acostumbrarse a no hacer ni un solo viraje de crol sin volteo en todas nuestras sesiones, al principio fallaremos, pero a la larga los clavaremos todos y será algo natural para nosotros.



El volteo de crol necesita de dos giros, uno sobre el eje transversal y otro giro sobre el eje longitudinal. El primero es necesario para dar la patada en la pared y el segundo para seguir nadando bocaabajo. Para comenzar a entrenar el volteo, lo ideal es primero saber hacer el giro transversal y practicarlo individualmente, una vez que lo dominemos incluiremos el giro sobre el eje longitudinal, lo haremos ambos por fases, haciéndonos a las distancias de la pared y poco a poco los iremos juntando para hacer un todo que nos salga de forma natural. Asimismo, es fundamental la aproximación, ya que una de las claves es realizar el giro en el punto exacto para no quedarnos cortos y que poder apoyarnos en la pared con una correcta flexión para impulsarnos todo lo posible.

Cuando nos aproximamos a la pared nos ayudará como referencia la "T" donde finaliza la línea del fondo de la piscina, ahí podremos detener una de las manos al costado, traccionar la otra por última vez y tomar impulso para realizar el giro haciendo que los pies suban juntos tras un ligero batido. La cabeza se lanza hacia abajo con el cuerpo flexionado y cuando los pies están fuera del agua, recogemos las piernas y las lanzamos para impulsarnos con los dos pies al mismo tiempo sobre la pared, en ese momento el nadador debe volverse sobre el costado al mismo tiempo que se estira para volver a la posición del nado metiendo una patada de delfín.

A lo mejor así dicho no te has enterado bien, pero hay varias webs que lo explican por fases, aunque es cierto que no todas se ponen de acuerdo en enumerar las fases.




Si además de en crol quieres aprender los virajes en los demás estilos puedes consultar este artículo, ya que cada uno tiene su peculiaridad. 

Asimismo, una imagen vale más que mil palabras y te recomendamos los siguientes tres vídeos donde explica el viraje de crol en tres fases:

Fase de aproximación viraje de crol


Fase de giro



Fase de impulso




Otros artículos sobre natación: 




Share on Google Plus

About Javier Lara

Síguenos a través de la cuenta de twitter @deportedelsur o directamente al autor en @josejavilara Si quieres enviar tu noticia sobre Deporte Andalucía o contratar nuestros servicios escribe a empresamascomunicacion@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario