El Clínicas, siempre a remolque ante el Ourense (66-88)

Lance del partido. Foto ClínicasRinconPhotopress
Partido muy complicado desde el inicio, siempre a remolque. El Clínicas Rincón de Baloncesto comenzó su partido contra el Ourense con un parcial de 0-9 en contra y, anuque se acercó en algún momento del segundo cuarto, siempre fue a remolque y el brutal resultado del descanso (26-43) haría que el partido fuese un quiero y no puedo del equipo malagueño. Al final, 66-88 para los gallegos.

Los nervios pasaron factura en el inicio del encuentro hasta que Andrej Magdevski abrió la lata con un triple que abría el marcador para los locales. Mientras Richi Guillén recibía bajo el aro y repartía juego a sus compañeros, el partido se igualó, aunque al final de los primeros diez minutos el marcador era de 15-17 para el COB.

El macedonio Magdevski fue quien volvió a inaugurar la anotación del Clínicas en el segundo periodo. El base controlaba de momento el juego de su equipo y repartía una asistencia a Rubén Gutiérrez para que el de Algeciras anotara desde la esquina, donde más le gusta. Con 20-24 las cosas estaban muy parejas, con un Clínicas Rincón corriendo al contraataque y un Ourense Baloncesto que tiraba de defensa y rebote para salir a anotar. Otro nuevo parcial a favor de los de Gonzalo García empezaba a romper el partido. Un 2-9 en algo menos de tres minutos elevaba la distancia entre ambos equipos en 11 puntos (22-33), con varios fallos en la concesión de canasta más adicional para los malagueños. Así, al descanso el 26-43 dejaba las cosas una noche más muy complicadas para el equipo.

Intensidad, concentración y actitud era lo que pedía Francis Tomé a sus chicos tras el paso por los vestuarios, pero fue difícil aceptar en la reanudación los dos triples seguidos de Rivero y Arcos (30-53). Con la diferencia superando la veintena de puntos, Tomé tuvo que pedir un tiempo muerto para seguir insistiendo en la mejora en el juego de sus pupilos, que quizá no habían entendido del todo la forma de jugar y el ritmo a marcar en la pista. Solventando la papeleta desde la pintura, Ourense fue cogiendo rentas cómodas conforme pasaban los minutos, aunque un triple de José Alberto Jiménez maquillaba como podía el marcador en la entrada del último cuarto (44-68).

Con la cosa prácticamente sentenciada tenían que tirar de orgullo los jóvenes del Clínicas. Morayo Soluade empezó a jugar como acostumbra, José Alberto Jiménez le siguió el ritmo y las canastas empezaron a entrar justo cuando Ourense bajó la intensidad en su juego. Tras seis minutos ganando por más de 20 puntos, Jiménez, que tuvo un día muy acertado, rebajó a 52-71 la situación. Soluade contestaba también como podía las embestidas gallegas y en un último tirón desesperado el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón terminó el partido dando sensación, por lo menos, de haber peleado hasta la extenuación.
Share on Google Plus

About Javier Lara

Síguenos a través de la cuenta de twitter @deportedelsur o directamente al autor en @josejavilara Si quieres enviar tu noticia sobre Deporte Andalucía o contratar nuestros servicios escribe a empresamascomunicacion@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario