Iván Tejero y Francisco Manuel Ortega, candidatos a repetir victoria en el Titán del décimo aniversario

Inicio de la natación en el pantano de Zahara de la Sierra (Cádiz), durante el IX Titán. / Rafael Avilés
Diez años del Titán Sierra de Cádiz y la leyenda sigue creciendo. Uno de los triatlones más míticos de España y de más dureza de Europa cumple una década este sábado con 280 triatletas participantes en una prueba que este año amplía recorrido para acercarse al Ironman. El ganador del año pasado, Francisco Manuel Ortega Serrano, buscará ganar por segunda ocasión consecutiva, aunque el principal favorito y que también intentará ganar su segundo Titán, es Iván Tejero, ya probó como es llegar a la plaza de Zahara como ganador, aunque hay que remontarse a 2007. Después llegarían tres segundos puestos. Solo un hombre ha ganado en dos ocasiones, Iván Rodríguez, vencedor de las dos primeras ediciones. También tiene dos Elena Aguilar, fémina ganadora de las dos últimas ediciones, pero no está entre las inscritas este año, sí la subcampeona en 2013, Pia Nielsen. Eso sí, nunca se pueden descartar sorpresas en un triatlón donde puede ocurrir de todo y que puede dejar fuera de combate a cualquiera.

Ortega viene de hacer 1:21 recientemente en Media Maratón y tras buenas actuaciones en triatlón cros y duatlón. Tejero, con un año de transición irregular, aunque con algunos buenos resultados, no debería tener rival en el agua, esta vez beneficiado por los 4 kilómetros en el embalse de Zahara de la Sierra-El Gastor. El triatleta de Aquaslava muestra quizás más dudas en el segmento de ciclismo en el que lo ha pasado mal en alguna de las pruebas disputadas este verano como Guadalajara. Eso sí, Ortega el año pasado basó su victoria sobre la bicicleta en un espectacular parcial ciclista. Los deportistas se enfrentarán a 120 kilómetros en bicicleta, con subida a los puertos de Las Palomas (1.357), Montejaque (720 metros) y El Boyar (1.103 metros)

Los 30 kilómetros finales de carrera a pie serán de pura supervivencia. Ortega el año pasado en menor distancia estuvo a punto de ser cazado por el especialista en carrera Rubén Bravo, que le recortó siete minutos. Este tercer segmento discurrirá entre Zahara de la Sierra, Algodonales y de nuevo Zahara de la Sierra, con la dura ascensión final de tres kilómetros hasta la plaza central con todo el arrope del público. Serán más de 3.000 metros de desnivel acumulado en el sector ciclista y 600 metros en la carrera a pie, uno de los recorridos más extremos del triatlón de larga distancia en toda Europa. Los participantes tendrán un límite de once horas para completar la prueba, cuya salida será a las 8:30 horas de la mañana en el embalse de Zahara. Muchos de los vencedores de ediciones anteriores participarán en la prueba invitados por la organización.

"Planteamos algo muy especial en este décimo aniversario, y los triatletas nos han vuelto a demostrar que no existen límites cuando hay voluntad y motivación para alcanzar un objetivo. Que 280 deportistas estén en la línea de salida de un triatlón de estas características es un éxito. Hablamos de un reto único no solo por su dureza, sino por el entorno mágico en el que se realiza y por la experiencia que supone enfrentarse al Titán y compartir esa experiencia con los titanes", explican desde la organización.

El Titán contará con la presencia del triatleta Ramón Arroyo, que compartirá su experiencia en la lucha contra la esclerosis múltiple desde hace diez años a través del triatlón de larga distancia. El proyecto de Arroyo, IM4EM, es la causa solidaria de la prueba gaditana en esta décima edición.

El origen
El Titán Sierra de Cádiz está organizado por tres amigos amantes de este deporte, Luis Javier Beltrán, Jesús Sanduvete y José González, y permanece al margen de los grandes circuitos comerciales. Nació antes de la explosión del triatlón y de las pruebas de larga distancia en el país. Entonces fue una iniciativa inédita por programarse al final de la temporada y por incluir una altimetría inusual para el triatlón, que habitualmente se disputaba en circuitos llanos.

El formato se fue consolidando en el calendario y hoy ha alcanzado para muchos triatletas el rango de prueba mítica. Como valores más apreciados por los deportistas, el Titán apuesta por una prueba alejada de la masificación que permita a los participantes vivir una experiencia única, tanto por la dureza del recorrido a través de montañas, como por el espíritu de convivencia, superación personal y pasión por el triatlón que se respira en cada edición de la prueba. "El triatlón Titán te lleva al límite del esfuerzo y del disfrute. Quieres que termine, pero deseas que nunca acabe. Lo maldices y lo amas, todo a la vez en un mismo instante. Algunos ya han vivido esta experiencia, otros la buscan, y otros ni saben que la buscan. Nadie puede explicar ese misterio, solo se puede vivir", relata José González.

@josejavilara
Foto: Prensa Titán
Share on Google Plus

About Javier Lara

Síguenos a través de la cuenta de twitter @deportedelsur o directamente al autor en @josejavilara Si quieres enviar tu noticia sobre Deporte Andalucía o contratar nuestros servicios escribe a empresamascomunicacion@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario